martes, 1 de febrero de 2011

¿Qué estamos haciendo?

Hoy me llamaste, y una vez mas, no conseguimos vernos.
Y estoy enfadada, no contigo, pero sí con el giro aleatorio de este universo, que impide que coincidamos y nos mantiene en universos paralelos.

Pues yo  no quiero.
¿Te lo he dicho alguna vez?
Te echo de menos, aunque con mi caos personal, a veces no lo aparenta, y es que echo mucho de menos las conversaciones al aire libre, las reflexiones personales, las sonrisas, los abrazos exagerados cuando coincidimos en una calle, tu manera de llamarme "Álex", y el último piso de tu apartamento, aquel rellano, tranquilo, por donde se reflejan los rayos del sol y tu y yo reimos.
Quizá el efecto de la nicotina rancia me haga ponerme sensible, pero sinceramente, creo que nunca te había dicho lo mucho que significa esta amistad, casi a distancia, para mi.




Me siento con el deber de acabar con esta lejanía. . .

No hay comentarios:

Publicar un comentario